Dile adiós a las ARRUGAS, MANCHAS Y PIEL GRASA

Carrito (0) Cerrar

No hay productos en el carrito.

Carrito (0) Cerrar

No hay productos en el carrito.

Home BeautyMate Descubre tu rutina de skin care con BeautyMate

Descubre tu rutina de skin care con BeautyMate

¡Hola #BeautyLover! 

Hoy queremos contarte un poco sobre nuestra rutina de skin care con los productos BeautyMate. 

Es común que cuando inicias en el mundo del skin care te confundas un poco sobre el orden en que debes realizar tu rutina facial, con qué técnica, por cuánto tiempo dejar los productos, entre otras dudas. 

Existen muchísimas rutinas de cuidado facial, todo dependerá de tus gustos, las necesidades de tu piel, tu disponibilidad de tiempo y si buscas algo sencillo o riguroso. Pero hoy hablaremos de la rutina de skin care básica por la que podrás iniciar tu camino de cuidado facial de forma sencilla y rápida.

Muchas personas creen que su rutina de skin care es algo que debe realizarse solo en las noches, lo cierto es que se debe realizar también en las mañanas, para de esta forma, preparar y proteger el rostro a lo largo del día. Simplemente se deben modificar algunos pasos en función de la hora en que los realicemos.

 

Primero lo primero.

No importa si es de noche o en la mañana, la limpieza del rostro y cuello son fundamentales, porque no solo se remueven impurezas sino que permite que los productos que usemos a partir de ahí, sean mejor recibidos en la piel. El limpiador que emplees dependerá de tu tipo de piel, existen muchas opciones: leches, espumas, agua micelar, bálsamos, limpiadores bifásicos, jabones con todo tipo de ingredientes, geles, o espumas syndet.

Una técnica muy conocida y efectiva es la doble limpieza, donde se emplean dos productos distintos, uno tras otro para remover hasta los últimos rastros de maquillaje e impurezas. Por ejemplo: En el primer paso inicias retirando tu maquillaje con un bálsamo usando directamente tus dedos (siempre que inicias tu skin care debes lavarte las manos) con suaves movimientos circulares. Luego humedeces un poco el rostro con agua, esto hará que tu maquillaje se deshaga, finalmente debes enjuagar totalmente la cara.

El contacto entre el  bálsamo y el agua tendrán un efecto llamado emulsión, que es lo que permite que tu maquillaje se “derrita”, incluso si los productos son a prueba de agua. Es importante que cuando uses tus manos, los movimientos los hagas con tus dedos anular y medio porque son los que menos fuerza infringirán en tu rostro. En el caso de que emplees agua micelar siempre se debe retirar con agua incluso si el producto indica que no es necesario porque es un tipo de jabón y podrían quedar rastros de surfactante que resecarían tu piel.

En el segundo paso es necesario usar un limpiador facial para eliminar lo que pudo haber quedado de maquillaje, puedes usar un jabón en gel o espuma tipo syndet teniendo el rostro húmedo y realizando de nuevo movimientos circulares con las manos para luego enjuagar muy bien y secar con una toalla de microfibra.

Sigue el turno de la hidratación y es aquí donde uno de nuestros productos estrella hace su aparición estelar: El Serum Hidratante Colágeno & Elastina es un must have en cualquier rutina de skin care, usa dos o tres gotas colocándolas en tus manos (jamás los dispensadores o goteros deben tocar directamente el rostro o cualquier otra superficie para evitar contacto con otras sustancias o partículas que contaminen el producto en su interior.) y espárcelas por todo el rostro y cuello. 

Con esa cantidad será suficiente para brindarle a tu piel la hidratación y humectación que requiere. Deja que se absorba el producto de forma natural. Nuestro serum al ser de toque seco se absorbe rápidamente y no deja sensación pegajosa, grasosa o pesada en tu rostro. 

Además, su acabado aterciopelado permite que tu maquillaje luzca mejor y su efecto mate evita los molestos brillos que aparecen a lo largo del día. Y por supuesto, sus ingredientes como elastina, extracto de hamamelis, extracto de algas marinas y colágeno son la mezcla ideal para nutrir, proteger e hidratar tu piel.

Con el rostro limpio e hidratado llega el turno del DermoProtector, este paso es muy, muy, muuy importante porque es la protección que debemos darle a la piel contra todos los rayos de luz, sean naturales o artificiales, sin embargo debemos aplicarlo en la mañana y realizar reaplicaciones cada dos o tres horas. En las noches podemos prescindir de él.   

Con dos o tres puffs (aplicaciones del dispensador) de nuestro DermoProtector SPF 50+ es suficiente para cubrir rostro y cuello. Se debe distribuir con los dedos anular y medio a toques muy suaves, su aplicación debe ser similar a cuando usamos una beauty blender o un pomito de polvos. Evita arrastrar tus dedos al esparcir el producto sino por el contrario, dando suaves toques por todo el rostro, cuello y escote. Además, este tipo de aplicación estimula la circulación sanguínea lo que hace que el cutis absorba y aproveche mejor los ingredientes de tus productos faciales. 

Nuestra fórmula te protegerá contra los rayos UVA, UVB, IR y HEV o la luz azul. También contiene antioxidantes de origen natural, responsables de prevenir y combatir los radicales libres y el fotoenvejecimiento, mientras atenúa manchas, protege y regenera tu piel como ácido hialurónico, matrixyl, pycnogenol y aloe vera. 

Deja que tu piel absorba completamente y de forma natural el producto ¡y listo! Has completado una rutina de skin care rápida y sencilla. Si lo deseas, puedes proceder a realizar tu maquillaje como de costumbre. ¡No olvides reaplicar tu DermoProtector cada dos horas! 

Si te gustó este blog, síguenos en nuestras cuenta de Instagram para que no te pierdas ninguno de nuestros tips y consejos BeautyMate.

Contenido Relacionado